8.09.2006

Imágenes del naufragio del 'Sirio'

Menú de un buque de La Veloce (1908). Mientras los pasajeros de primera y segunda clase vivían un crucero de recreo, los emigrantes realizaban el viaje en pésimas condiciones. Estos últimos solían ser obligados a comer sentados en el puente o bajo cubierta. La primera experiencia de un comedor para emigrantes fue a bordo del trasatlántico Roma en 1906, pero el uso generalizado no llegó hasta más tarde, gracias especialmente al Lloyd Italiano.