8.07.2006

El 'Titanic' de los pobres

El viernes 4 de agosto se cumplió el primer centenario de la mayor tragedia marítima civil española: el naufragio del vapor Sirio, ocurrido en 1906 frente al cabo de Palos (Cartagena). El suceso retrata el difícil periplo de cientos de miles de europeos que decidieron emigrar a América, huyendo de la pobreza a la que estaban condenados en sus países de origen. Por otra parte, pone de manifiesto la solidaridad de los pobladores de aquel rincón del Mediterráneo, auxiliando a los náufragos más allá incluso de sus modestas posibilidades.
Durante todos estos años se han publicado diversos artículos sobre el naufragio del Sirio, aunque muchas cuestiones aun permanecen ocultas entre los pliegues de la historia. ¿Por qué navegaba tan cerca de la costa en un lugar conocido por su peligrosidad para la navegación? ¿Es cierto que perecieron más de un millar de personas en el hundimiento? ¿Por qué hay tantas especulaciones en torno al comportamiento de la oficialidad y a misteriosas causas que llevaron al trasatlántico al fondo del mar?
Lagunas y datos contradictorios priman en todos los escritos que he podido consultar, si bien es cierto que no existe un trabajo monográfico que trate con amplitud la historia del Sirio y su triste final. En este sentido me permito recomendar una publicación local, La Gaceta de Cartagena, que publicó el pasado día 4 un número especial sobre el naufragio. Aquí encontraremos la práctica totalidad de lo aparecido en la prensa local en aquellos días, con especial atención a lo publicado en el diario El Eco de Cartagena.

2 comentarios:

Cecilia dijo...

Muchisimas gracias por tan excelente trabajo!! Mi abuelo tenia solo tres años cuando se embarco con mi bisabuela en el Sirio. Los dos sobrevivieron, y me contaron que estuvieron internados en un hospital por las contuciones que tuvo, principalmente mi bisabuala. Me imagino que tuvieron que estar internados en el Hospital de la Caridad, donde el informe reporta que 6 mujeres y dos niños se internaron. Tambien me han contado que mi bisabuela tomo tan fuerte a mi abuelo de la muñeca que la fracturo. No creo que haya sido posible una fractura, pero quizas una dislocacion de la articulacion de la muñeca, el codo o el hombro. Me gustaria poder recibir mayor informacion, incluso saber si es posible saber los nombres de quienes se internaron en el hospital de la Caridad. Mi bisabuela, Lucia Sebastiani de Di Pentima, mi abuelo, Ernesto Di Pentima. Seria posible contactar a los autores del libro, el Sr. Luis Miguel Pérez Adán. Intente buscar una copia del libro en el internet pero no he encontrado ningun sitio donde este disponible. Te agradezco nuevamente tan importante informacion,

Cecilia Di Pentima
ceciliadipentima@usa.net

José Antonio Armero Cano dijo...

me han convencido tus artículos, en breve volveré para verlo mas detenidamente...Saludos felicitaciones por el trabajo: